¡La CNTE, a la Huelga Nacional contra las Reformas Estructurales y por la conquista del SNTE!

Enero 23 de 2015

En el marco de la profunda crisis capitalista internacional y nacional, y en el caso de México, con resabios de semifeudalidad y semicolonialidad, que soportan y enfrentan los trabajadores y el pueblo mexicano, sobresaliendo la polarización de las contradicciones, en que de una población de 120 millones, casi 100 millones de mexicanos sobreviven en la pobreza y la miseria, en tanto que unos cuantos miles de burgueses se han apropiado de la riqueza nacional, con una vida llena de ostentación, despilfarro, lucro y perversidad.

En este contexto, el gobierno de Enrique Peña Nieto, que a decir del periódico Inglés El Economista “no entiende que no entiende”, se ufana en que el país se va a transformar con las 11 reformas estructurales que se aprobaron en un año, por el servilismo de la mal llamada clase política (Diputados y Senadores) y sigue anunciando que pronto llegarán las inversiones extranjeras en cascada, mientras tanto enfrentamos la caída del precio del petróleo, hoy a 38 dólares el barril, la devaluación del peso, la inflación galopante, el desempleo, salarios miserables, la violencia reaccionaria del narco y el Estado, que ya son lo mismo, sumando de 2006 a la fecha más de 100 mil muertos y 23 mil desaparecidos, intensificándose aún más en el actual gobierno, siendo los casos de Tlatlaya, México en que fueron ejecutados por el ejército más de 20 ciudadanos; e Iguala. Guerrero, del 26 y 27 de septiembre de 2014, el asesinato de 7 personas, entre ellas 3 estudiantes y la desaparición forzada de 43 normalistas de la Escuela Normal “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, la punta del Iceberg, que detonó la movilización popular en el país y la solidaridad internacional.

En el más reciente reporte de empleo, el IMSS, dio a conocer que al cierre de 2014 se alcanzó el récord de 17 millones 239 mil 587 trabajadores afiliados al Instituto, de los cuales 85.7% ocupan plazas permanentes y 14.3% eventuales. El presidente Enrique Peña Nieto ha citado una cifra con satisfacción: durante el año pasado se crearon 714 mil 526 puestos de trabajo, el segundo mayor crecimiento anual reportado desde 1997. Pero, ¿de qué calidad son? ¿Cuánto ganan las mexicanas y los mexicanos? De acuerdo con cifras del propio IMSS, 34.5% (casi 6 millones de personas, en números redondos) ganan solamente dos salarios mínimos, el equivalente a 4 mil 37 pesos mensuales –en diciembre pasado el sueldo era de 67.29 pesos diarios. Pese a que existe la creencia extendida de que nadie podría sobrevivir con un salario mínimo, las cifras indican que 455 mil 877 personas (2.6% del total) hacen milagros con 2 mil 18 pesos al mes. Por otro lado, 3 millones 356 mil 808 ganan tres salarios mínimos (6 mil 54 pesos), casi 20% del total. En el rango de los 10 y 20 salarios mínimos, únicamente se encuentran 8.2% de la población empleada. Y gozan de buen sueldo (más de 20 salarios mínimos) sólo 2.8 %; por lo regular ocupan jefaturas y gerencias. Estas cifras corresponden al empleo formal. Las del informal todavía son más tristes, a partir de que no cuentan con Seguro Social ni fondo de retiro. ¿Hay algo de qué envanecerse?” (Enrique Galván Ochoa, columna de Dinero, de La Jornada del lunes 19-01-15, p. 6).

Frente a estas deplorables condiciones, el gobierno de EPN, no tan sólo ha impuesto las reformas estructurales, que atentan contra los derechos e intereses de los trabajadores mexicanos, sino inclusive cínicamente desarrollan una política de traición a la patria, entregando los inmensos recursos naturales de la nación y la abundante mano de obra, sino a través de pactos, acuerdos y planes internacionales han supeditado el país a los intereses del imperialismo norteamericano (yanqui). Hoy ante el creciente descontento social y el avance de la organización popular, imponen el fascismo, como su única alternativa, de ahí que el ejército esté haciendo labores policiacas, y las diversa policías últimamente creadas como la Policía Federal y la Gendarmería, estén creciendo en número, asignándosele a las fuerzas armadas un elevado presupuesto, en vez de atender los problemas sociales.

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE-1979-2015), a sus 35 años recién celebrados, a pesar de todas sus limitaciones, desviaciones y dispersión, es ya la única organización clasista en lucha, un referente fundamental en las luchas que libra nuestro pueblo por su liberación. En su XII Congreso Nacional Ordinario, realizado en Chilpancingo, Gro., los días 19, 20 y 21 de diciembre último, confirmó su disposición de lucha, acordando trabajar ardua y consecuentemente por la Huelga Nacional, en torno a tres objetivos centrales:

  1. La abrogación de las reformas estructurales, entre ellas, principalmente la mal llamada Reforma Educativa,

  2. Acabar con la violencia reaccionaria del narco y el Estado, con la unidad y la lucha del pueblo, y

  3. La conquista del SNTE, que implica la derrota definitiva y extirpación del charrismo sindical.

Estos tres objetivos fundamentales, obligan a trabajar por la unidad de todos los trabajadores del campo y la ciudad, es decir la clase obrera (obreros de las fábricas, mineros, transportistas, ferrocarrileros y del servicio del Metro…), al campesinado, un sector –en México— muy combativo, entre ellos los más de 20 millones de indígenas, a todos los trabajadores del Estado, a los maestros y los estudiantes, desarrollando la línea clasista y combatiendo la línea burguesa del oportunismo, del charrismo, necharrismo incubado en diversos contingentes de la CNTE.

La abrogación de las reformas estructurales, significa enfrentar y derrotar la política general del imperialismo y de la gran burguesía, rescatar los derechos conculcados de todos los trabajadores, entre ellos de los trabajadores de la educación, defendiendo la educación pública científica, crítica, democrática, laica y gratuita en todos los niveles y para todo el pueblo; implica la lucha por el aumento salarial para todos los trabajadores.

Acabar con la violencia reaccionaria, es enfrentar decididamente la política fascista del imperialismo y del gobierno de EPN, que implica trabajar por la unidad, organización y construir una dirección proletaria para nuestro pueblo. Cientos de maestros y estudiantes han sido asesinados, secuestrados, desaparecidos, casos concretos los 19 maestros caídos en Acapulco, Gro., tan sólo el año pasado, ante la indiferencia del Estado, que explica su complicidad.

La conquista del SNTE, obliga la derrota definitiva del charrismo sindical, que es instrumento del Estado y de la burguesía, de terratenientes y caciques, la derrota tiene que ser en lo ideológico, teórico, político y orgánico. No se trata de papelitos de desconocimiento de Comités Delegacionales, Seccionales o del CEN, sino garantizar la Huelga Nacional, y en plena huelga con la incorporación de más del 80% de los trabajadores, nada puede impedir, que las masas trabajadoras elijan democráticamente todas sus instancias de organización. Algunos dicen, que el Estado no lo va reconocer y aceptar, es suficiente con que las masas trabajadoras elijan y reconozcan a su dirección (ideológica y política) y a sus dirigentes.

La Huelga Nacional, es inevitable y urgente, que bien puede iniciarse el lunes 16 de febrero con los contingentes de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, trabajando porque en los siguientes días crezca la huelga nacional. Para ello se impone que desde hoy, preparemos las condiciones organizativas, tanto con los trabajadores de la educación, con los estudiantes, los padres de familia, autoridades locales y todo el pueblo. A partir del estallamiento de la Huelga, de inmediato deben partir a todos los demás Estados miles de brigadistas, previa preparación; necesitamos miles de activistas, de propagandistas, agitadores y organizadores; ésta será una de las garantías del triunfo. La huelga que es la paralización de labores, debe ir acompañada de miles de acciones simultáneas por todo el país, lo que permita impedir la acción del Estado. La Generalización de la huelga, será determinada por la incorporación de los electricistas, petroleros, mineros, obreros de las fábricas, el campesinado, los estudiantes y otros sectores de clase, enarbolando sus propias demandas o las demandas generales para todo el pueblo.

Trabajemos por la unidad de todo el pueblo mexicano en el Frente Único, combatiendo la política del enemigo de clase, del revisionismo, oportunismo y reformismo. La Huelga se hará realidad en el contexto del proceso electoral burgués, por lo que teniendo como antecedente las traiciones, claudicaciones de todos los partidos políticos de Estado, llamamos a boicotear la farsa electoral, no votar y trabajar por la unidad combativa del pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s