SOBRE LOS HECHOS DEL LUZ SAVIÑON

El pasado 1 de agosto fue asesinado el fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril de 31 años de edad, junto con otras cuatro mujeres: Nadia Vera Pérez de 32 años, Yesenia Quiroz Alfaro de 19, maquillista originaria de mexicalli, una mujer de presunta nacionalidad colombiana de nombre Nicole, y Alejandra Negrete, de 40 años de edad, originaria del Estado de México.

Los 5 cadáveres fueron localizados en el departamento 401 de la calle Luz Saviñon 1909 de la colonia Narvarte, D.F. con el tiro de gracia en la cabeza y rastros de tortura, las mujeres fueron violadas.

Dos de los ultimados, Nadia Vera y Rubén Espinosa, fueron hostigados por su activismo y posición crítica al gobierno de Javier Duarte en Veracruz. Un año antes Vera señaló en un video como responsable al gobernador de cualquier agresión en contra suya o de su familia y compañeros. Rubén había sido hostigado por su constante labor como fotoperiodista que coberturaba las movilizaciones sociales, fotografiando incluso el desalojo violento de 2013 a los maestros en Xalapa. La fotografía que tomó de Duarte, con gorra de policía, seño de golpeador y gordura desbordante figuró en la portada de la revista proceso 1946 con el título: VERACRÚZ ESTADO SIN LEY. Finalmente, junto con un colectivo de periodistas, Espinosa realizó acciones para cambiar el nombre a la Plaza Lerdo en Xalapa, por Plaza Regina Martínez, en honor a la corresponsal de Proceso asesinada el 28 de abril de 2012 en el Estado de Veracrúz, la placa colocada en la plaza, fue removida dos veces por la policía del Estado, tras lo cual Espinosa empezó a ser hostigado por el gobierno veracruzano, motivo por el cual tuvo que refugiarse en la Ciudad de México, supuesto bastión de la “democracia”, desde junio de este año.

A pesar de que la PGJDF dice mantener todas la líneas de investigación abiertas, sus declaraciones son tendientes a explicar las muertes como producto de un robo. Primero se reveló la sospecha sobre tres hombres, quienes conocían a las víctimas y que estuvieron con ellos antes de los asesinatos. Se dijo también que dichos sujetos sustrajeron diferentes objetos del departamento y luego huyeron del lugar en el automovil de una de las víctimas. Finalmente se declaró que la versión del homicidio por persecución política a causa de la actividad del periodista perdía fuerza ya que Espinosa estaba desempleado en el momento de su muerte. Este último argumento es por completo absurdo, puesto que no era necesario que el periodista laborara actualmente, ya que la persecución de la que era objeto fue producto de su trabajo en el pasado. Además de que el propio Rubén Espinosa declaró en repetidas ocasiones las circunstancias por las que tubo que abandonar Veracrúz. Es evidente que el contubernio de la supuesta “democracia” del GDF con el narco gobierno veracruzano de Duarte, intenta hacer pasar como un delito común el asesinato de corte político de los cinco individuos en Luz Saviñon. Porque si decimos que fue un robo, que fue por una disputa personal, por problemas de copas, entonces no mencionamos el acoso, no mencionamos las amenzasas, no mencionamos la persecución, no mencionamos al TERRORISMO DE ESTADO.

Lo cierto es que el los asesinatos de Luz Saviñon no son mas que una bofetada en la cara a los que aún creían en algún rastro de democracia, minimamente en la “capital del progreso”. Son una muestra clara y contundente de que ni siquiera las mas básicas libertades democrático-burguesas son respetadas hoy en día en nuestro país. Los hechos son preocupantes toda vez que nos acostumbramos a ver muertes por decenas todos los días y no nos indignamos, que preferimos voltear la mirada, cambiar de tema, cubrirnos los ojos para no ver el horror, para no ver el desastre. La muerte de Rubén Epinosa, Nadia Vera, Yesenia Quiroz, Alejandra Negrete y Nicole forman parte de las mas de 50 mil muertes del sexenio de Peña, y mas de 130 mil sumando los muertos de Calderón, nuestro país se convierte en una tumba, el terror se convierte en un hábito. El FASCISMO es un hecho, no ya una suposición, no una predicción ni un mote, es la cruda realidad.

Ayotzinapa, Tlatlaya, Ostula… México, y tu ¿que piensas hacer al respecto?

LA REBELIÓN SE JUSTIFICA

BLOQUE ROJO

Anuncios