Mujeres en el exilio. Mujeres que luchan.

Imagen

Nuriye Erdogdu se encuntra a miles de kilómetros de su tierra, familia y sus vida pasada. En 2018 ella, junto a su esposo Güzeler fueron detenidos por la policía turca por ser opisitores al régimen de Recep Tayyip Erdoğan. El 15 de Julio de 2016 un intengto de golpe de estado en su contra, fue la escusa perfecta para encabezar una ofensiva general en contra de todos los opositores a su régimen. En ese entonces Güzeler se encontraba estudando un doctorado y Nuriye era profesora de primaria. Los dos fueron encarcelados y detenidos varios meses sin poder ver a sus dos hijos o familia. Finalmente lograron salir libres, y decidieron iniciar su larga travesía al exilio. Su esfuerzo por escapar de la dictadura los llevó a arriesgarse a hacer viajar en una lancha por el océano hacia Grecia. Ahora viven en Alemania, inententando iniciar una nueva vida. Nuriye aún no logra revalidar su título universitario y los trabajos a los que ha intentado acceder no la aceptan por profesar la religión islámica. Hoy 8 de marzo, se manifiestan junto a otras cientos de exiliados por el fin a la dictadira y la libertad a los miles de presos políticos que aún se encuentran privados de su liberad. Se estima que 77,000 personas han sido arrestadas y aproximadamente 160,000 perdieron su trabajo a causa de la represión. Las condiciones son especialmente graves para las 11 mil presas políticas, que crían a 780 bebes dentro de sus celdas.

El exilio en Alemania, 2020.

Güzeler Erdogdu.

Cientas de mujeres en el exilio intentan rehacer sus vidas lejos de su tierra natal.